El mapa y el territorio

Sobrevalorada novela, como tantas otras veces, del enfant terrible sobreprotegido y excesivamente mimado de las letras francesas. Como otras de sus obras, no aporta nada ni desde el punto de vista literario ni vital. Soporífero. Previsible. Su literatura aporta la misma imagen que su propio reflejo personal, tanto físico como psicológico: no deja indiferente por lo desagradable.

Houellebecq.jpeg

Anuncios

Juego de Tronos

J. R. R. Martin no decepciona con su Canción de Fuego e Hielo: Juego de Tronos, Choque de Rey Madre de dragones.jpges, Tormenta de Espadas, Festín de Cuervos… Y quedan tres. La saga escrita es tan buena como la televisiva y viceversa, aunque en bastante ocasiones difiera (Missandei no se lía con Gusano Gris, Jorah no es rubio sino un “oso”, Danyeris debería tener los ojos violeta, Tyrion de dos colores…). Mucho menos sexo y más violencia en la serie que en los libros.

El laberinto de los espíritus

Una  vez leída y digerida la historia de Isabella y Alicia Gris, por encima de los deel-laberinto-de-los-espiritusmás personajes, no defrauda en absoluto. Un bestseller, sí, pero lo recomiendo. Me gustaría más si Carlos R. Zafón fuera más accesible y humano en el trato con los seguidores. Una lástima su pocas habilidades sociales.