Falcó

Haciendo alabanza de lo que en España es habitual, hablar de lo que no se sabe, antes de falcoque salga, en este caso es fácil aventurarse. Falcó, nueva entrega de la saga Pérez-Reverte. A buen seguro correctísima, trama medida, personajes bien definidos y casi un guion de cine, tan de la mentalidad del autor.

Los herederos de la tierra

Falcones no lleva de la mano donde comenzó todo en La catedral del mar, por el Raval catalán. Una novela acertada que distrae igual que las anteriorelos-herederos-de-la-tierras, pero que no queda a la altura de la primera, mientras la televisión se ha visto engatusada por los encantos de los bastaixos.

Matar a un ruiseñor

matar a un ruiseExisten novelas ajenas a los premios, a pesar del Pulitzer en este caso, por su calidad indiscutible ya sea por la narración, un tanto gótica, como por la temática, social-racial en este caso. Tan vigente ahora como entonces, si bien la película homónima es buena, no le hace justicia. Indispensable para los amantes de la literatura que desean vivir historias intensas sin ñoñerías.

El oficio del mal

oficio del mal

Intrigante sinopsis para una novela en terceras nupcias con los lectores. Cormoran y Robin ante el asesino en serie cuyas críticas en Estados Unidos han debido costar una pasta ya que el autor, Robert G., en realidad es el pseudónimo de la archiconocida J. K. Rowling, creadora del bestseller más puntero de la historia. Serie de televisión garantizada por la BBC.

El laberinto de los espíritus

Cuando escribir requiere de un elabocrzafonrado proceso, no tan sistemático, en el que la inspiración tiene nombre de musa. Sin leer, pero a expensas de su aparición
próximamente y con la seguridad de que no
decepcionará, por lo menos demasiado.

La sombra del viento, El juego del ángel, Prisioneros del Cielo y, cerrando la saga: El laberinto de los espíritus. ¿Para cuándo las pelis?