Matar a un ruiseñor

matar a un ruiseExisten novelas ajenas a los premios, a pesar del Pulitzer en este caso, por su calidad indiscutible ya sea por la narración, un tanto gótica, como por la temática, social-racial en este caso. Tan vigente ahora como entonces, si bien la película homónima es buena, no le hace justicia. Indispensable para los amantes de la literatura que desean vivir historias intensas sin ñoñerías.

El oficio del mal

oficio del mal

Intrigante sinopsis para una novela en terceras nupcias con los lectores. Cormoran y Robin ante el asesino en serie cuyas críticas en Estados Unidos han debido costar una pasta ya que el autor, Robert G., en realidad es el pseudónimo de la archiconocida J. K. Rowling, creadora del bestseller más puntero de la historia. Serie de televisión garantizada por la BBC.

Lo que el viento se llevó

vestido-cortinas-scarlett-oharaLa primera película en color de Hollywood, allá por cuando se terminó la Guerra Civil por estos lares ibéricos. Espectacular lectura, dura pero tierna, cargada de romanticismo para aquellas que lo adoran. Una lectura de vacaciones y días largos, como los veranos en Tara.

Recomiendo su lectura sin lugar a dudas, además, las diferencias con la película, merece la pena compararlas.

El Perfume

Nada como la imagen parperfumea ilustrar la palabra. Esta novela me inspiró miedo en cuestiones tan simples como que un bebé carezca de olor o cómo una persona con cierta peculiaridad, que puede ser un bendición, se convierta en un monstruo. Porque somos lo que hacemos
con lo que los demás han hecho con nosotros. Una historia de paradojas al más puro estilo Hollywood cuando ni existía. Un final casi de los hermanos Max.

La recomiendo, tanto si has visto la película como si no.